Boris Gamarra

CEO/ Fundador de Recidar

    El problema que Recidar identifico es que en el Perú existe un comercio de objetos usados donde se combina la venta de objetos robados y contrabando, estos mercados conocidos como Las cachinas se ubican en Lima Periférica, los clientes de este mercado principalmente son personas con limitado presupuesto que acuden a este mercado al no tener otras opciones acorde a su limitado presupuesto, incrementando sin proponérselo el circulo vicioso de ilegalidad, informalidad e inseguridad. Ante este problema existen varias alternativas de solución la que nosotros desarrollamos es una alternativa desde el mercado es decir fundar una empresa que oferte y garantice la trazabilidad legal de los objetos usados para las personas que viven en Lima Periférica bajo una experiencia de compra digna.
    Nuestra propuesta de valor es recolectar objetos usados de empresas y familias, ponerlas en valor es decir repararlas, tasarlas para luego venderlas a través de una experiencia de compra digna.
    Cuando nos referimos a propuesta de valor para familias nos referimos por ejemplo:
    Una pareja de adultos mayores que viven en el 5to piso, a ellos se le malogro la refrigeradora ya compraron una nueva y no saben qué hacer con la refrigeradora malograda, ellos nos llaman y les resolvemos su problema. Nosotros la trasladamos a nuestro planta la revisa un técnico con el objetivo de repararla de caso contrario reciclamos sus partes. En el caso que su reparación no sea onerosa la reparamos y la vendemos.
    En el caso de las empresas por temas de depreciación, obsolescencia tecnológica y otros generan objetos usados los cuales nosotros recogemos, ponemos en valor y vendemos, siendo la opción formal para las personas que cuentan con poco presupuesto.
    En general nosotros nos definimos como una empresa que a través de nuestro modelo de negocio contribuye a la solución de los retos que tenemos como sociedad como es la inseguridad, informalidad y contrabando.